Jurisprudencia

Cabecera: Responsabilidad de la administración concursal. Derecho de uso, Enriquecimiento injusto, Legítima, Patentes, Rescisión, Responsabilidad extracontractual, Usufructo, Acciones por incumplimiento contractual, Acción de responsabilidad, Daños y perjuicios, Incumplimiento contractual.
Jurisdicción: Civil
Origen: Audiencia Provincial de Barcelona
Fecha: 12/12/2018
Tipo resolución: Sentencia Sección: Decimoquinta
Número Sentencia: 917/2018 Número Recurso: 534/2018
Numroj: SAP B 12328/2018
Ecli: ES:APB:2018:12328
Voces sustantivas: Comodato, Depósito, Derecho de uso, Enriquecimiento injusto, Legítima, Patentes, Rescisión, Responsabilidad extracontractual, Usufructo, Acciones por incumplimiento contractual, Acción de responsabilidad, Daños y perjuicios, Incumplimiento contractual, Incumplimiento del contrato, Inventario de bienes, Restitución, Acción subsidiaria, Carácter subsidiario, Marcas, Propiedad
Voces procesales: Administrador concursal, Costas procesales, Prueba, Acción de enriquecimiento injusto, Administración concursal, Audiencia previa, Carga de la prueba, Créditos concursales, Créditos ordinarios, Escrito de oposición, Incongruencia omisiva, Informe pericial, Legitimación pasiva, Motivación de la sentencia, Resoluciones judiciales

ENCABEZAMIENTO:


Sección nº 15 de la Audiencia Provincial de Barcelona. Civil
Calle Roger de Flor, 62-68 - Barcelona - C.P.: 08071
TEL.: 938294451
FAX: 938294458
N.I.G.: 0801947120148007350
Recurso de apelación 534/2018-2ª
Materia: Juicio Ordinario
Órgano de origen:Juzgado de lo Mercantil nº 04 de Barcelona
Procedimiento de origen:Procedimiento ordinario 787/2014
Cuestiones.- Reclamación de bienes cedidos en comodato. Responsabilidad de administradores
concursales
SENTENCIA núm.917/2018
Ilmos. Sres. Magistrados
DON JUAN GARNICA MARTÍN
DON JOSE MARIA RIBELLES ARELLANO
DON MANUEL DÍAZ MUYOR
En Barcelona a doce de diciembre de dos mil dieciocho.
Parte apelante: ADA FASTENERS S.L. y PECOL SISTEMAS DE FIXAÇAO S.A.
-Letrado: Iván Pons Lafuente
-Procurador: Jesús Sanz López
Parte apelada: TORFA S.L.
-Letrado: Monserrat Moreno Hernáez
-Procurador: Ana TarragÓ Pérez
FORTA COLDTECH S.L.
-Letrado: Javier Solé Jiménez
-Procurador. Jorge Rodríguez Simón
ADMINISTRACIÓN CONCURSAL: BMR, Advocats i Economistes S.L.P.
Resolución recurrida: Sentencia
-Fecha: 28 de febrero de 2017

-Demandante: ADA FASTNERS S.L. y PECOL SISTEMAS DE FIXAÇAO S.A.
-Demandada: TORFA S.L., FORTA COLDTECH S.L. y la administración concursal

ANTECEDENTES DE HECHO:


PRIMERO.- El fallo de la Sentencia apelada es del tenor literal siguiente: " Desestimo íntegramente la demanda interpuesta por las actorasADA FASTENERS S.L. y PECOL SISTEMAS DE FIXAÇAO S.A. y, por tanto, absuelvo a las mercantiles TORFA S.L., FORTA COLDTECH S.L. y BMR, Advocats i Economistes S.L.P. de los pronunciamientos deducidos de contrario, con expresa imposición de costas a las actoras."

SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la representación procesal de la demandante. Del recurso se dio traslado a las demandadas para que presentaran escrito de oposición.
TERCERO.- Recibidos los autos originales y formado en la Sala el rollo correspondiente, se procedió al señalamiento de día para votación y fallo, que tuvo lugar el pasado 8 de noviembre de 2018.
Es ponente el Ilmo. Sr. DON JOSE MARIA RIBELLES ARELLANO.

FUNDAMENTOS DE DERECHO:


PRIMERO .- Términos en los que aparece determinado el conflicto en esta instancia.
1. Las demandantes ADA FASTENERS S.L. (en adelante ADA FASTENERS) y PECOL SISTEMAS DE FIXAÇAO S.A. (en adelante, PECOL), que forman parte del GRUPO PECOL, interpusieron acción principal de restitución de los bienes cedidos en comodato a la concursada TORFA S.L. Según se relata en la demanda, ADA FASTENERS suscribió un acuerdo de colaboración mercantil con TORFA el 1 de junio de 2010 (documento dos de la demanda) por el que la concursada pasó a trabajar en exclusiva y en régimen de maquila para la demandante. En el marco de ese acuerdo de colaboración, la parte actora trasladó a las instalaciones de TORFA una serie de maquinaria de elevado valor económico.
2. En la demanda se expone que TORFA, incumpliendo el acuerdo de colaboración, terminó de forma abrupta su relación con ADA FASTENERS el 3 de abril de 2012, impidiendo la entrada en sus instalaciones a los trabajadores de la demandante que prestaban sus servicios en estas. Pues bien, la demanda tiene por objeto la devolución de la maquinaria que se relaciona en el hecho sexto, que es propiedad de las actoras, maquinaria que fue entregada a la concursada en comodato en el marco de ese acuerdo de colaboración.
A tal efecto la parte actora solicita que se declare que TORFA ha incumplido el contrato de comodato y que se le condene a la devolución de dicha maquinaria o, subsidiariamente, al pago de 712.140 euros, suma que se corresponde con la valoración de las máquinas y activos entregados a la concursada, según el informe de tasación que se acompaña a la demanda como documento 27. Dicha petición se formula al amparo de lo dispuesto en el artículo 1902 de la Código civil (responsabilidad extracontractual) o en concepto de enriquecimiento injusto.
3. Dado que, declarado el concurso de TORFA S.L. por auto de 3 de mayo de 2013, se autorizó por el Juzgado la venta de la unidad productiva a la entidad FORTA COLDTECH por auto de 10 de julio de 2013, en la demanda se acumulan a la acción por incumplimiento del contrato de comodato las siguientes acciones: -Acción de responsabilidad dirigida contra la administración concursal de TORFA S.L. (BMR ADVOCATS I ECONOMISTES S.L.P.), con fundamento en el artículo 35 de la Ley Concursal. En la demanda se alega que la administración concursal no ha ejercido el cargo con la diligencia debida, al no haber procedido a la devolución de los bienes propiedad de la actora, cuando tenía conocimiento de su existencia. Por tal motivo, además de solicitar de la propia administración concursal la devolución de las máquinas, de forma subsidiaria interesa que se le condene en concepto de daños y perjuicios al pago de 712.140 euros.
-Acción de responsabilidad extracontractual ex artículo 1902 o por enriquecimiento injusto contra FORTA COLDTECH, adjudicataria de la unidad productiva. Al entender de la demandante, existen indicios de que la maquinaria continúa en las instalaciones de la adjudicataria, cuando no es de su propiedad, por lo que solicita se le condene al pago de aquella cantidad por los perjuicios causados.
4. TORFA y la administración concursal se opusieron a la demanda alegando, en síntesis, que la actora no justifica que las máquinas sean de su propiedad. Además, alegaron que no es cierto que toda la maquinaria relacionada en la demanda se entregara a la concursada y que permaneciera en poder de ésta a partir del 3 de abril de 2012. Parte de ella fue retirada con posterioridad a la rescisión del acuerdo de intenciones de 1 de junio de 2010, como resulta de los albaranes de entrega que acompaña agrupados como documento tres. Por otro lado, la maquinaria ni se incluyó en el inventario ni en los activos adjudicados a FORTA COLDTECH, entregándose en septiembre de 2013 todas las máquinas que, no formando parte del inventario, se encontraban en las instalaciones de la concursada. Por tanto, rechazan que se haya incumplido el contrato de comodato y que hayan incurrido en responsabilidad.
5. FORTA COLDTECH, por su parte, también se opuso a la demanda alegando su falta de legitimación pasiva. Afirma que, desde que fue autorizada la venta, colaboró con la administración concursal en la devolución de la maquinaria que no formó parte del proceso de adjudicación. Rechaza, en definitiva, que exista o que obren en su poder las máquinas reclamadas.
SEGUNDO.-De la sentencia, el recurso y los escritos de oposición.
6. La sentencia de instancia, tras analizar el acuerdo de intenciones de 1 de junio de 2010 y valorar la prueba practicada (la documental aportada por la actora y la declaración de dos testigos), concluye que no puede tenerse por acreditada la existencia del contrato de comodato, dado que la demandante no acredita que entregara la maquinaria y que esta quedara en depósito de la concursada. Por tal motivo desestima la acción por incumplimiento contractual, sin entrar en las acciones de responsabilidad extracontractual por entender que no se habían incluido en la demanda (fundamento 18). De igual modo rechaza la acción de responsabilidad de la administración concursal, por no apreciar los requisitos del artículo 35 de la LC, y la acción dirigida contra FORTA COLDTECH, al haber desestimado la acción por incumplimiento contractual.
7. La sentencia es recurrida por la parte actora, que alega, como motivos de índole procesal, incongruencia omisiva y falta de motivación. Por otro lado, alega errónea valoración de la prueba e infracción de los artículos 35 y 36 de la Ley Concursal. Para no ser reiterativos, nos referiremos a los argumentos del recurso al analizar los distintos motivos de impugnación.
8. Las demandadas se oponen al recurso y solicitan que se confirme la sentencia por sus propios fundamentos.
TERCERO.-Incongruencia omisiva y falta de motivación de la sentencia de instancia.
9. El recurso denuncia incongruencia omisiva y falta de motivación por distintos motivos. En primer lugar, al justificar la desestimación de la demanda en el acuerdo de intenciones de 10 de junio de 2010, que es analizado en profundidad por el juez de instancia, cuando, en realidad, el contrato de comodato, que la actora estima incumplido, constituye una relación distinta que quedó al margen del acuerdo de intenciones.
En segundo lugar, al no analizar las acciones subsidiarias dirigidas contra TORFA S.L. por incumplimiento contractual y enriquecimiento injusto. Y, por último, al dejar por completo imprejuzgadas las acciones dirigidas contra la adjudicataria FORTA COLDTECH S.L.
10. Recordemos, en términos generales, que la incongruencia por omisión de pronunciamientos, esto es, por defecto de exhaustividad, implica violación del artículo 218, apartado 1, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y, también, del artículo 24, apartado 1, de la Constitución Española. En la interpretación de este último precepto, el Tribunal Constitucional ha afirmado que no garantiza el derecho a una respuesta pormenorizada a todas y cada una de las cuestiones planteadas, de manera que no existe este tipo de incongruencia si el ajuste es sustancial y se resuelven en la sentencia, aunque sea genéricamente, las pretensiones deducidas o, con otras palabras, aunque no haya pronunciamiento sobre las alegaciones concretas no sustanciales, ya que no cabe hablar de denegación de tutela si el órgano judicial responde a la pretensión principal y decide el tema planteado - sentencia 29/1987, de 6 de marzo-, pues sólo la omisión o falta total de respuesta, no la respuesta genérica y global, entraña una vulneración de la tutela judicial efectiva - sentencia 8/1989, de 23 de enero-.
11. Además, debe tenerse en cuenta que el silencio puede significar una desestimación tácita suficiente, si bien ésta ha de deducirse de otros razonamientos de la propia sentencia; y también puede apreciarse que la respuesta expresa no era estrictamente necesaria o imprescindible - sentencias 68/1988, de 30 de marzo, 95/1990, de 23 de mayo, 91/1995, de 19 de junio y 85/1996, de 21 de mayo del Tribunal Constitucional-.
12. Ciertamente, coincidimos con la recurrente en que la sentencia desenfoca el análisis de la cuestión controvertida cuando centra todos sus esfuerzos argumentativos en el acuerdo de intenciones de junio de 2010, que sólo se menciona por la actora en la demanda para describir el contexto que explica por qué se entregó determinada maquinaria a la concursada. El contrato de comodato, en definitiva, constituye una relación autónoma, distinta del acuerdo de intenciones, por lo que el alcance de este no impide que aquel pudiera ser incumplido.
13. De igual modo yerra la sentencia cuando estima extemporánea la pretensión de condena por responsabilidad extracontractual o enriquecimiento injusto (párrafo 18), cuando esas pretensiones se ejercitaron oportunamente en la demanda con carácter subsidiario respecto de la acción principal dirigida a obtener la devolución de los bienes entregados a la concursada. E, igualmente, también es cierto que la sentencia no contiene ninguna referencia a la acción dirigida contra FORTA COLDTECH.
14. Ahora bien, en la medida en que la sentencia de instancia, tras valorar la prueba practicada, no tiene por acreditado que la maquinaria relacionada en la demanda se entregara a la concursada y en la medida en que la entrega de la maquinaria es el presupuesto de todas las acciones (la principal y las subsidiarias), cabe entender que existe una desestimación tácita de todas las acciones, al no apreciarse el elemento que es común a todas ellas. Y, en cualquier caso, trataremos en esta sentencia de dar cumplida respuesta a todos los puntos controvertidos. Esa es la solución adecuada a cualquier defecto por incongruencia o falta de motivación ( artículo 465.3º de la Ley de Enjuiciamiento Civil).
CUARTO.- Sobre la acción por incumplimiento del contrato de comodato y de restitución de bienes.
15. Como hemos dicho, la demandante ejercita una primera acción dirigida contra la concursada TORFA de declaración de incumplimiento del contrato de comodato suscrito por las partes y de condena a la restitución de los bienes entregados al deudor. Aunque en la contestación las demandadas alegan que la parte actora no justifica la propiedad de las máquinas, debemos recordar que la relación de comodato, regulada en los artículos 1740 y siguientes del Código Civil, no precisa que el comodante sea dueño de la cosa cedida. Basta que mantenga con ella una relación (usufructo, arrendamiento...) que le permita exigir su restitución.
16. La sentencia desestima la acción al concluir, tras valorar la prueba, que no consta que las máquinas descritas en la demanda (páginas 33 y 34) se entregaran a la concursada. Pues bien, revisado de nuevo todo el material probatorio, no podemos llegar a la misma conclusión. Compartimos que la documental aportada con la demanda (bloque documental 5) y en la audiencia previa (bloques documentales 28, 29 y 30) es insuficiente, en la medida que no nos permite identificar, por sí misma, todas las máquinas y herramientas reseñadas en la demanda y valoradas en el informe pericial del perito Gumersindo (documento 27 de la demanda, al folio 229) que la actora sostiene fueron entregadas e instaladas en el local de la concursada. Se trata de facturas, albaranes de entrega o certificados de transporte de máquinas y herramientas sin ningún orden y en los que los bienes se describen de forma muy somera. Nadie ha realizado el necesario contraste entre esos documentos y los bienes que se afirman fueron entregados a TORFA.
17. Ahora bien esos documentos, unido al hecho incontrovertido de que ADA FASTENERS se instaló y ejerció su actividad en las instalaciones de TORFA entre el 1 de junio de 2010 (firma del acuerdo de intenciones) y el 3 de abril de 2012 (ruptura abrupta de la relación entre las partes), nos permite tener por probado que las demandantes, para desplegar su actividad, se establecieron con maquinaria propia en los locales de la concursada y que esa maquinaria quedó en poder de TORFA el 3 de abril de 2012. En este sentido, no es controvertido que, tras rescindir la relación, se impidió a los trabajadores de la parte actora acceder a las instalaciones de la concursada. Así lo manifestaron, por otro lado, los testigos Maximo (minuto 26 y siguientes) y Nazario (minuto 53), empleados de la demandante. Estos, además, identificaron las máquinas que aparecen en las fotos aportadas con la demanda (documento seis, folios 137 y siguientes) como aquellas que no pudieron ser retiradas de las dependencias de TORFA. Entre ellas figuran las dos estampadoras de color verde, modelo SACMA, que son las de mayor valor (según el perito, representan el 40% del total de las máquinas).
18. A la declaración de los dos testigos se une el informe pericial del Sr. Gumersindo que, ciertamente, presenta sus carencias, dado que el perito, según confirmó en la vista (minuto 3:40), no pudo ver la maquinaria, elaborando su informe a partir de la información que le proporcionó un técnico de ADA FASTENERS, Roque , que no pudo declarar como testigo. El perito reseña la maquinaria que no pudo ser recuperada y la valora en 712.140 euros (folio 234), admitiendo en la vista las limitaciones de su valoración precisamente por no haber podido contrastar el estado de los equipos.
19. Hay un último elemento que nos permite concluir que toda la maquinaria reseñada en la demanda y en el informe del Sr. Gumersindo quedó en poder de TORFA el 3 de abril de 2012 (no se discute que hubo una restitución parcial con posterioridad a la rescisión del acuerdo de intenciones). El Grupo PECOL, por medio de sus representantes legales, efectuó distintas reclamaciones extrajudiciales a TORFA pocos días después de aquella fecha (el 20 de abril, documento siete) y en los meses posteriores (documentos ocho y nueve), en las que, de forma insistente, requería la devolución de toda la maquinaria depositada en sus instalaciones, que valoraba en una cantidad muy superior (2.500.000 de euros). Y no consta que la demandada diera respuesta alguna y mucho menos, como hace ahora, que negara la entrega de la maquinaria o su valoración.
20. En definitiva y como conclusión, tenemos por acreditado que la relación de comodato existió, que la demandante entregó a TORFA la maquinaria reseñada en la demanda y que quedó en poder de la concursada el 3 de abril de 2012. Y dado que la maquinaria no ha sido devuelta, también debemos apreciar que el contrato fue incumplido.
QUINTO.- Sobre la situación de la maquinaria y su destino tras la declaración de concurso de TORFA S.L.
21. ADA FASTENERS y PECOL sostienen no sólo que la maquinaria permaneció en poder de TORFA tras el abandono de sus instalaciones el 3 de abril de 2012, sino que continuaba en su poder al declararse el concurso trece meses después (el 13 de mayo de 2013) y que se transmitieron a FORTA COLDTECH, adjudicataria de la unidad productiva. De ahí que, junto a la acción principal de condena a la devolución de la maquinaria, de forma subsidiaria y para el caso de que no se haga efectiva la devolución, la parte actora solicita que se condene a todas las demandadas -TORFA, la administración concursal y FORTA COLDTECH- al pago de 712.140 euros: a la primera, por incumplimiento contractual y, subsidiariamente, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1902 del Código Civil o por aplicación de la doctrina del enriquecimiento injusto.
A BMR, administradora concursal, por cuanto estima que ha actuado de forma negligente, impidiendo que la maquinaría se devolviera a la demandante. Y a FORTA COLDTECH, por haberse beneficiado de la máquina y por enriquecimiento injusto.
22. Pues bien, en este punto, correspondiendo a la parte actora la carga de la prueba ( artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil), no podemos tener por probado que la maquinaria descrita en la demanda se hallara en poder de TORFA en el momento de declararse el concurso y que pasara después a la adjudicataria.
En efecto, no es controvertido que, tras romperse la relación mantenida por las partes hasta el 3 de abril de 2012, TORFA accedió a devolver distintas herramientas y maquinaria de ADA FASTENERS (la actora admite en la demanda haber recuperado 32 unidades). Tampoco lo es que en el inventario de bienes presentado por el deudor no se incluyó elemento alguno que perteneciera a las actoras. Y, de igual modo, en la demanda (página 34) se admite que la oferta de venta de la unidad productiva presentada por FORTA COLDECH tampoco incluyó ninguna de las máquinas que son objeto de reclamación. Con la contestación se aporta la oferta presentada por la demandada el 5 de julio de 2013 (documento tres).
23. De los distintos correos y demás documentación aportada con la demanda (documentos diez y siguientes) se infiere que en las fechas inmediatamente anteriores y posteriores a la adjudicación de la unidad productiva las partes trataron de conocer y concretar qué maquinaria permanecía en posesión de TORFA y cuál, por no ser de su propiedad, debía ser retornada a la demandante. Fruto de esas conversaciones previas, no es controvertido que, con la intermediación de la administración concursal, la concursada devolvió a la actora entre los días 16 y 23 de septiembre de 2013 cinco máquinas (una máquina de estampar, otra de roscar, un torno, una fresa y una máquina de seleccionar).
24. En este contexto fáctico -la maquinaria no se incluyó en el inventario y en la oferta de adquisición de la unidad productiva, y se ha retornado aquella maquinaria que la administración concursal pudo constatar que pertenecía a las demandantes- es en el que deben valorarse los dos informes periciales aportados por las partes. Y, aplicando las reglas de la sana crítica ( artículo 348 de la LEC), estimamos más convincente el informe pericial elaborado a instancia de la parte demandada por el ingeniero Jose Ramón (folios 461 y siguientes), dado que lo elaboró tras visitar el local que ocupó la concursada y que ahora explota la adjudicataria FORTA COLDTECH. En efecto, el informe aportado con la demanda (documento 27), emitido por el ingeniero Sr. Gumersindo , reseña las máquinas y herramientas que quedaron en poder de TORFA el 3 de abril de 2012 a partir de la información que le proporcionó un técnico de ADA FASTENERS, Roque.
Por el contrario, como hemos dicho, el perito de la demandada extrae sus conclusiones tras una inspección in situ. Pues bien, el perito manifestó en la vista (minuto 14") que parte de la maquinaria objeto de la demanda pudo comprobar que no se encuentra en poder de FORTA COLDTECH y el resto no lo ha podido contrastar, dado que no se han aportado las marcas, modelos, números de serie o año de fabricación. Esa afirmación nos merece suficiente crédito, por cuanto, al margen de las máquinas de mayor valor, el resto son decenas de unidades de pequeñas máquinas, ordenadores o simples herramientas de escaso valor.
25. Pero es más, entre las máquinas reseñadas en el informe del Sr. Gumersindo y que son objeto de reclamación también se identifican las dos estampadoras verdes de mayor valor (las SACMA SP 140 y SP 260), cuando de las fotografías que obran en autos y de la pericial de la demandada se desprende sin lugar a dudas que las mismas ya no se encuentran en las instalaciones de la adjudicataria. En efecto, entre las fotografías aportadas por la actora se encuentra la de las dos SACMA (folios 148), que han sido sustituidas por otras máquinas que realizan la misma función de la marca NEDSCHOEF (folios 466 y 467). La pericial del Sr.
Jose Ramón confronta la nueva maquinaria utilizada por FORTA COLDTECH y la reivindicada por las actoras.
26. En definitiva, como hemos dicho, no ha quedado acreditado que la maquinaria reclamada se mantuviera en poder de la concursada cuando se declaró el concurso y que se transmitiera después a la adjudicataria.
SEXTO.- De la acción de incumplimiento del contrato de comodato. Reconocimiento del crédito en el procedimiento concursal.
27. Dado que hemos estimado que TORFA incumplió el contrato de comodato al no restituir el 3 de abril de 2012 (antes de la declaración de concurso) la maquinaria propiedad de las actoras y dado que ha quedado patente que no es posible la devolución, la concursada debe responder de los daños y perjuicios causados ( artículos 1.100 y 1.101 del Código Civil). El perjuicio se corresponde con el valor de la maquinaria y, a falta de otros elementos de prueba, hemos de estar a la valoración que recoge el informe del perito de la demandante (712.140 euros).
28. En cualquier caso, al haberse declarado el concurso del deudor, la pretensión de condena se traduce en dar al crédito de la demandante el tratamiento concursal correspondiente. El supuesto que nos ocupa está expresamente contemplado en los artículos 80 y 81 de la Ley Concursal, que regulan el derecho de separación. Tras declarar en el primero de ellos que los bienes de propiedad ajena que se encuentren en poder del concursado y sobre los cuales éste no tenga derecho de uso, garantía o retención, serán entregados por la administración concursal a sus legítimos titulares, el artículo 81 contempla la imposibilidad de hacer efectiva la separación en los siguientes términos: 1. Si los bienes y derechos susceptibles de separación hubieran sido enajenados por el deudor antes de la declaración de concurso a tercero de quien no puedan reivindicarse, el titular perjudicado podrá optar entre exigir la cesión del derecho a recibir la contraprestación si todavía el adquirente no la hubiera realizado, o comunicar a la administración concursal, para su reconocimiento en el concurso, el crédito correspondiente al valor que tuvieran los bienes y derechos en el momento de la enajenación o en otro posterior, a elección del solicitante, más el interés legal.
2. El crédito que resulte a favor del titular perjudicado tendrá la consideración de crédito concursal ordinario. Los efectos de la falta de comunicación oportuna del crédito se producirán transcurrido un mes desde la aceptación por la administración concursal o desde la firmeza de la resolución judicial que hubiere reconocido los derechos del titular perjudicado." 29. En definitiva, debemos estimar en este punto el recurso y reconocer en el concurso a las demandantes un crédito ordinario por la cantidad ordinaria.
SÉPTIMO.- Acción de responsabilidad contra la administración concursal y de enriquecimiento injusto contra la adjudicataria.
30. Con fundamento en el artículo 36 de la Ley Concursal, ADA FASTENERS y PECOL ejercitan acción de responsabilidad contra la administración concursal de TORFA. Alegan que esta no ha ejercido el cargo con la diligencia debida, al no haber realizado ninguna actuación tendente a la devolución de la maquinaria. La acción tiene como premisa que existían otros bienes en poder de la concursada que debían ser restituidos a las demandantes e identifica el daño con el valor de los bienes. Pues bien, teniendo en cuenta que no hemos tenido por probado que en el momento de la declaración de concurso permaneciera en poder de TORFA maquinaria propiedad de ADA FASTENERS y PECOL, debemos confirmar el criterio de la sentencia apelada, que desestima íntegramente la acción.
31. Por los mismos motivos, también debemos desestimar la acción de enriquecimiento injusto dirigida contra la adjudicataria FORTA COLDTECH, acción sobre la que no se pronuncia expresamente la sentencia.
La actora alega que "existen indicios" de que la maquinaria está siendo utilizada por la demandada, extremo que no ha quedado acreditado. No consta que la adjudicataria se haya apropiado o se esté beneficiando de uno u otro modo de las máquinas.
En consecuencia, confirmamos la absolución de las codemandadas.
OCTAVO.-Costas procesales.
32. Estimamos que la cuestión suscita serias dudas de hecho, tal y como se desprende de los fundamentos anteriores, por lo que no imponemos las costas en ninguna de las dos instancias ( artículos 394 y 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

FALLO:

Estimar en parte el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de ADA FASTENERS S.L. y PECOL SISTEMAS DE FIXAÇAO S.A. contra la sentencia de 28 de febrero de 2017, que revocamos en parte. En su lugar, estimamos en parte la demanda interpuesta por ADA FASTNERS S.L.
y PECOL SISTEMAS DE FIXAÇAO S.A., contra TORFA S.L., FORTA COLDTECH S.L. y la administración concursal, acordando: 1º) Declarar incumplido el contrato de comodato que mantenía ADA FASTENERS S.L. y PECOL SISTEMAS DE FIXAÇAO S.A. con la concursada TORFA S.L.
2º) Reconocer a la parte actora un crédito concursal ordinario por importe de 712.140 euros.
3º) Absolver libremente a FORTA COLDTECH S.L. y a la administración concursal BMR, Advocats i Economistes S.L.P.
Sin imposición de las costas en ninguna de las dos instancias.
Contra la presente resolución podrán las partes legitimadas interponer recurso de casación y/o extraordinario por infracción procesal, ante este Tribunal, en el plazo de veinte días siguientes al de su notificación, conforme a los criterios legales y jurisprudenciales de aplicación.
Remítanse los autos al Juzgado de procedencia con testimonio de esta Sentencia, una vez firme, a los efectos pertinentes.
Así, por esta nuestra Sentencia, de la que se llevará certificación al Rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.