Jurisprudencia

Cabecera: Resoluciones recurribles. Sistema de recursos en fase de liquidación del concurso de acreedores. Interpretación del art. 197 LC.
Jurisdicción: Civil
Origen: Audiencia Provincial de Valencia
Fecha: 13/11/2018
Tipo resolución: Auto Sección: Novena
Número Sentencia: 557/2018 Número Recurso: 2181/2018
Numroj: AAP V 4207/2018
Ecli: ES:APV:2018:4207A
Voces sustantivas: Concurso de acreedores, Depósito, Recurso de reposición, Analogía, Propuesta anticipada de convenio, Protesto, Seguridad jurídica, Embargo, Plazos, Procedimiento de ejecución, Recurso de queja
Voces procesales: Incidente concursal, Recurso de apelación, Recurso de queja, Recurso de reposición, Apertura de la fase de convenio, Apertura de la fase de liquidación, Juez del concurso, Liquidación concursal, Resoluciones judiciales, Representación procesal, Resoluciones recurribles, Providencias

RESUMEN:

Rechazando el Tribunal el recurso de queja contra el auto del Juzgado de lo Mercantil que denegaba apelación en fase de liquidación del concurso por no disponer de apelación los autos de resolución de los recursos de reposición conforme el art. 197.4 LC, se razona, sobre el sistema de recursos en fase de liquidación del concurso, que el art. 197 LC peca de cierta complejidad y dificultad interpretativa, en especial una vez aperturada la fase de convenio y liquidación. El art. 197.3 LC indica que: "Contra las providencias y autos que dicte el Juez del concurso sólo cabrá el recurso de reposición, salvo que en esta Ley se excluya todo recurso o se otorgue otro distinto". Por su parte, mientras que en el art. 197.4, que: "Contra los autos resolutorios de recursos de reposición y contra las sentencias dictadas en incidentes concursales promovidos en la fase común o en la de convenio no cabrá recurso alguno, pero las partes podrán reproducir la cuestión en la apelación más próxima siempre que hubieren formulado protesta en el plazo de cinco días". La norma permite distintas interpretaciones y hay argumentos para sostener que es posible la apelación diferida de resoluciones interlocutorias en la fase de liquidación, pero se entiende, sin embargo, que el art. 197.3 dispone, como principio general, que contra las providencias y autos que dicte el Juez del concurso sólo cabe el recurso de reposición (salvo que en esta Ley se excluya todo recurso o se otorgue otro distinto). Y no parece razonable que, inmediatamente después, en el art. 197.4 se admita en todo caso la apelación. De modo que, aunque este último contenga incorrecciones terminológicas, solo establece la apelación diferida contra resoluciones recaídas durante la fase común o de convenio (incidentes concursales o autos resolutorios de reposición sustanciados durante esas fases); y únicamente las sentencias que aprueben el convenio o resuelvan incidentes planteados con posterioridad o durante la fase de liquidación son recurribles mediante apelación directa (art. 197.5 LC).
Siendo también argumentos para sostenerla imposibilidad de recurrir en apelación autos resolutorios de reposición: su analogía con la fase de ejecución del proceso común, en la que no caben más recursos de apelación que los fijados explícitamente por la ley (artículo 562 LEC ); y razones de conveniencia práctica, pues resulta esencial la seguridad jurídica medida como expresión de confianza en lo que resulta de las resoluciones judiciales, ya que siendo la finalidad primordial perseguida la realización de un patrimonio, la eficacia de su venta se perdería, al estar vinculada la seguridad a la confianza que los compradores tienen depositada en las condiciones en que la venta se produce, si se permitiera que las condiciones en que se realiza pudieran ser reconsideradas por medio de la revisión en apelación.

ENCABEZAMIENTO:

Auto ROLLO NÚM. 002181/2018

J

AUTO Nº.: 557/18

Ilustrísimos Sres.:

MAGISTRADOS

DOÑA PURIFICACIÓN MARTORELL ZULUETA

DON LUIS SELLER ROCA DE TOGORES

DOÑA BEATRIZ BALLESTEROS PALAZÓN

En Valencia a trece de noviembre de dos mil dieciocho.
Vistos por la Sección Novena de la Ilma. Audiencia Provincial de Valencia, siendo Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado DON/ DOÑA BEATRIZ BALLESTEROS PALAZÓN, el presente rollo de apelación número 002181/2018, dimanante de los autos de Proc.Concursal Ordinario [CNO] - 000742/2013, promovidos ante el JUZGADO DE LO MERCANTIL Nº 2 DE VALENCIA, entre partes. Siendo recurrente en queja BANCO SANTANDER S.A., representado por el Procurador de los Tribunales PAULA CARMEN CALABUIG VILLALBA.

ANTECEDENTES DE HECHO:

PRIMERO .- El auto recurrido en queja, pronunciado por el Ilmo. Sr. Magistrado del JUZGADO DE LO MERCANTIL Nº 2 DE VALENCIA, en fecha 25 de septiembre de 2018 , contiene la siguiente Parte dispositiva:"No ha lugar a tener por interpuesto el recurso de apelación contra el auto dictado en este proceso en fecha 19 de julio de 2018, que resolvía el recurso de reposición contra la providencia de fecha 28 de mayo de 2018".
SEGUNDO .- Que contra el mismo se interpuso en tiempo y forma recurso de queja por BANCO SANTANDER S.A., tramitándose el mismo, con el resultado que consta en las actuaciones.
TERCERO. - Que se han observado las formalidades y prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO:

PRIMERO.- Planteamiento

La representación procesal de Banco Santander, S.A., como sucesor de Banco Popular Español, S.A., formula recurso de queja contra el auto de 25 de septiembre de 2018 , que inadmitía recurso de apelación contra el auto de 19 de julio de 2018, que a su vez resolvía recurso de reposición interpuesto contra la providencia de 16 de mayo de 2018.
El mencionado auto inadmitía la apelación razonando que en fase de liquidación no cabe recurso de apelación contra los autos que resuelven los recursos de reposición conforme el art. 197.4 LC.
La parte recurrente expone que, abierta la fase de liquidación, se ha puesto de manifiesto que existe una laguna legal, con cita de Autos de la Audiencia Provincial de Almería; que el art. 197.5 LC debe permitir la interposición de recursos de apelación contra los autos dictados en fase de liquidación; que es acreedor con privilegio especial y que cabe apelación contra el auto de venta de la unidad productiva conforme algunas Audiencias Provinciales, por lo que también cabría en este caso por analogía.
SEGUNDO.- Decisión del recurso

Esta Sala tiene criterio definido sobre la cuestión planteada.
Así, en el Auto de 10 de junio de 2015(rollo 298/2015) ya expusimos:

"Sobre el sistema de recursos en fase de liquidación.
El art. 197 LC peca de cierta complejidad y dificultad interpretativa, en especial a tratar el régimen de recursos una vez aperturaza la fase de convenio y liquidación.
El art. 197.3 LC reza: " Contra las providencias y autos que dicte el Juez del concurso sólo cabrá el recurso de reposición, salvo que en esta Ley se excluya todo recurso o se otorgue otro distinto". Por su parte, en el apartado siguiente se dice: " Contra los autos resolutorios de recursos de reposición y contra las sentencias dictadas en incidentes concursales promovidos en la fase común o en la de convenio no cabrá recurso alguno, pero las partes podrán reproducir la cuestión en la apelación más próxima siempre que hubieren formulado protesta en el plazo de cinco días ".
La norma permite distintas interpretaciones que fueron estudiadas por la Audiencia de Barcelona, sección 15ª, en el extenso y concienzudo Auto de 13 de diciembre de 2013.
Aunque hay argumentos para sostener que es posible la apelación diferida de resoluciones interlocutorias en la fase de liquidación, la sala considera, al igual que la Sección 15ª de la Audiencia de Barcelona que:

"a) El artículo 197.3 dispone, como principio general, que contra las providencias y autos que dicte el Juez del concurso sólo cabrá el recurso de reposición (salvo que en esta Ley se excluya todo recurso o se otorgue otro distinto).
b) No parece razonable que, inmediatamente después, en el artículo 197.4 se admita en todo caso la apelación.
c) Aunque el artículo 197.4 contenga incorrecciones terminológicas, solo establece la apelación diferida contra resoluciones recaídas durante la fase común o de convenio (incidentes concursales o autos resolutorios de reposición sustanciados durante esas fases).
d) Solo las sentencias que aprueben el convenio o resuelvan incidentes planteados con posterioridad o durante la fase de liquidación son recurribles mediante apelación directa ( artículo 197.5 LC ).
e) El texto de la Exposición de motivos de la LC (apartado X).
f) Una eventual apelación contra autos resolutorios de recursos de reposición solo sería efectiva si finalmente recayera una resolución que admitiera apelación.
g) El sistema de recursos se asemejaría al de la Ley de enjuiciamiento civil (LEC), que, en ejecución -proceso que guarda cierto paralelismo con la fase de liquidación- solamente admite apelaciones cuando la propia ley así lo establece.
h) La delimitación que añade en el artículo 197.4 la Ley 38/2011 ("A estos efectos, se considerará apelación más próxima la que corresponda frente a la resolución de apertura de la fase de convenio, la que acuerde la apertura de la fase de liquidación y la que apruebe la propuesta anticipada de convenio "). En liquidación no existe una apelación más próxima que pueda servir de vehículo a apelaciones diferidas de autos resolutorios de recursos de reposición sustanciados durante esa fase."

A estos argumentos derivados de la exegesis de precepto y de la ley, cabe añadir para sostener la imposibilidad e recurrir en apelación autos resolutorios de reposición:

"a) Su analogía con la fase de ejecución del proceso común, en la que no caben más recursos de apelación que los fijados explícitamente por la ley ( artículo 562 LEC ). No estimábamos, sin embargo, que ésta fuera razón suficiente para interpretar la norma en examen en términos restrictivos.
b) Razones de conveniencia práctica: la seguridad jurídica de las transmisiones que se producen en el curso de esta fase, que no pueden quedar expuestas a los riesgos derivados del éxito de un recurso posterior. En este punto sí creíamos que concurren entre ambos procedimientos (de ejecución común y de liquidación concursal) una nota común que justifica una respuesta similar del ordenamiento jurídico en cuanto al sistema de recursos contra las resoluciones del órgano jurisdiccional: en ambos casos resulta esencial la seguridad jurídica medida como expresión de confianza en lo que resulta de las resoluciones judiciales. En ambos procedimientos la finalidad perseguida es la realización de un patrimonio. Por ello, la seguridad jurídica tiene que ver con la confianza que los compradores tienen depositada en las condiciones en que la venta se produce. Decíamos que permitir que esas condiciones pudieran ser reconsideradas por medio de la revisión del contenido de las resoluciones realizada en apelación resulta incompatible con la eficacia del sistema de venta, que es el fin esencial que creemos que se debe preservar.
c) La eventualidad de que no exista una resolución posterior que pueda servir de vehículo. Protestado el auto, la resolución no sería firme pero no tendría asegurada la apelación, elemento generador, a nuestro juicio, de gran inseguridad jurídica, incompatible con los fines perseguidos en la liquidación.". Auto AP Barcelona, sección 15 del 21 de enero de 2013( ROJ: AAP B 375/2013 - ECLI:ES:APB:2013:375 A) Ponente: MARTA RALLO AYEZCUREN." El subrayado es nuestro.
En similares términos nos hemos pronunciado recientemente en nuestro Auto de 4 de julio de 2018(rollo 1452/2018 ).
Por todo lo expuesto, desestimamos el recurso de queja.
TERCERO. -No procede pronunciamiento formal en costas al no existir parte recurrida.
La desestimación del recurso conlleva la pérdida del depósito constituido para recurrir de acuerdo con la D.A. 15ª de la Ley Orgánica del Poder Judicial.
VISTOS los preceptos legales aplicables concordantes y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO:

DESESTIMAMOS el recurso de queja formulado por la representación procesal de Banco Santander, S.A. contra el auto de 25 de septiembre de 2018, dictado por el Juzgado Mercantil núm. 2 de Valencia , que declara la inadmisión del recurso de apelación contra el Auto de 19 de julio de 2018 dictado en el seno del concurso ordinario 742/2013.
Todo ello sin condena en costas y acordamos la pérdida del depósito constituido para recurrir de acuerdo con la D.A. 15ª de la LOPJ.
Contra la presente resolución no cabe interponer recurso alguno.
Así lo acuerdan, mandan y firman los Ilustrísimos Sres. Magistrados de la Sección Novena de la Ilma. Audiencia Provincial de Valencia.