Jurisprudencia

Cabecera: Derecho de extranjería. Solicitud de autorización de residencia por circunstancias excepcionales de arraigo
Jurisdicción: Contencioso-Administrativo
Origen: Tribunal Superior de Justicia de Murcia
Fecha: 18/05/2018
Tipo resolución: Sentencia Sección: Primera
Número Sentencia: 170/2018 Número Recurso: 283/2017
Numroj: STSJ MU 1012/2018
Ecli: ES:TSJMU:2018:1012
Voces sustantivas: Extranjería, Protección a la familia, Derecho a la tutela judicial efectiva
Voces procesales: Recurso de apelación, Condena en costas, Causas de inadmisión, Derecho a la tutela judicial efectiva, Órgano competente

ENCABEZAMIENTO:


T.S.J.MURCIA SALA 1 CON/AD
MURCIA
SENTENCIA: 00170/2018
UNIDAD PROCESAL DE APOYO DIRECTO
N56820
PALACIO DE JUSTICIA, RONDA DE GARAY, 5, 3ª PLANTA -DIR3:J00008050
UP3
N.I.G: 30030 45 3 2016 0002242
Procedimiento: AP RECURSO DE APELACION 0000283 /2017
Sobre: EXTRANJERIA
De D./ña. Constancio
Representación D./Dª. MARIA TERESA HIDALGO CALERO
Contra D./Dª. DELEGACION DE GOBIERNO EN MURCIA
Representación D./Dª.
ROLLO DE APELACIÓN núm. 283/2017
SENTENCIA núm. 170/2018
LA SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MURCIA
SECCIÓN PRIMERA
Compuesta por los Ilmos. Sres.:
Dña. María Consuelo Uris Lloret
Presidente
D. Indalecio Cassinello Gómez Pardo
Dña. María Esperanza Sánchez de la Vega
Magistrados
ha pronunciado
EN NOMBRE DEL REY
la siguiente
S E N T E N C I A nº 170/18

En Murcia, a dieciocho de mayo de dos mil dieciocho.
En el rollo de apelación nº 283/2017 seguido por interposición de recurso de apelación contra la
sentencia nº 71/2017, de 14 de marzo, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 3 de Murcia, dictada
en el recurso contencioso administrativo nº 282/2016 , tramitado por las normas del procedimiento abreviado,
en cuantía indeterminada, en el que figuran como parte apelante D. Constancio , representado por la
Procuradora Dña. María Teresa Hidalgo Calero y dirigido por el Letrado D. José Emilio Rodríguez Menéndez,
y como parte apelada la Delegación del Gobierno en Murcia, representada y dirigida por el Abogado del
Estado, sobre autorización de residencia por circunstancias excepcionales de arraigo; siendo Ponente la
Magistrada Ilma. Sra. Dña. María Consuelo Uris Lloret, quien expresa el parecer de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO:

ÚNICO. - Presentado el recurso de apelación referido, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 3 de Murcia, lo admitió a trámite y después de dar traslado del mismo a la parte apelada para que formalizara su oposición, remitió los autos junto con los escritos presentados a Sala, la cual designó Magistrado ponente y acordó que quedaran los autos pendientes para dictar sentencia; señalándose para que tuviera lugar la votación y fallo el día 4 de mayo de 2018.

FUNDAMENTOS DE DERECHO:


PRIMERO. - El recurso contencioso-administrativo se interpuso contra la resolución de la Delegación del Gobierno en Murcia de 31 de mayo de 2016, por la que se inadmitió a trámite la solicitud del recurrente de autorización de residencia por circunstancias excepcionales. Se argumentaba en dicho acto que la solicitud no había sido presentada personalmente, sino en una sucursal de Correos de Madrid.
La sentencia desestima el recurso, razonando que no resultaba de aplicación para la presentación de la solicitud la Ley 30/1992, de conformidad con lo establecido en la Disposición Adicional Decimonovena de la citada ley . Y en lo que se refiere a la presentación de solicitudes y exigencia de comparecencia personal, la Disposición Adicional Tercera de la L.O. 4/2000 , exige la presentación personal en los registros de los órganos competentes para resolver sobre autorizaciones de residencia y trabajo cunado el sujeto legitimado se encuentre en territorio español. Añade la sentencia que esta regulación se completa con el Reglamento aprobado por Real Decreto 557/2011, que en su artículo 128.1 , y en relación a las autorizaciones de residencia por circunstancias excepcionales, establece que deberá ser solicitada personalmente por el extranjero ante el órgano competente para su tramitación, con las excepciones que contempla (menores o incapaces). Por último, entiende el juez de instancia que no procedía requerimiento alguno de subsanación al interesado pues no se trataba de solicitud a la que faltasen documentos, sino presentada por un medio no admitido por la normativa aplicable.
En el recurso de apelación se alega, en síntesis, que existen diferencias entre las acepciones "personal" y "presencial", de modo que lo que se exige es que las solicitudes se presenten personalmente por el interesado, como ha sucedido en este caso. Además, se ha vulnerado la Ley 30/1992 y la Ley 43/2010, del Servicio Postal Universal. Añade que por motivos personales ajenos a su voluntad al interesado le es imposible acudir de forma presencial a la oficina de extranjería, por lo que la solicitud realizada personalmente a través de Correos habrá de considerarse como si se hubiera realizado de forma presencial. Entiende que se ha vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva, que el interesado debía haber sido requerido para subsanación y que también se ha vulnerado la protección a la familia consagrada en la Constitución. Discrepa, por último, de la condena en costas.
La parte apelada se opone al recurso y solicita la confirmación de la sentencia por sus propios fundamentos.
SEGUND0.- Se aceptan los hechos y fundamentos de derecho de la sentencia apelada mientras no sean modificados por los de la presente resolución.
La normativa citada en la sentencia apelada resulta de aplicación al caso enjuiciado, por lo que procede reproducir los razonamientos en ella contenidos sobre la existencia de normas específicas para la presentación de este tipo de solicitudes, no siendo de aplicación la entonces vigente Ley 30/1992.
En cuanto a la exigencia de presentación personal, no hay confusión alguna pues las normas reguladoras exigen que el extranjero se presente personalmente, por lo que solo cabe admitir una solicitud presencial, es decir, mediante presentación o comparecencia del sujeto solicitante, sin que pueda suplirse tal presentación o comparecencia personal salvo en los casos expresamente previstos, que en este supuesto no concurren. Y ningún requerimiento de subsanación procede pues en modo alguno puede subsanarse una presentación por correo, ya que sólo cabe la comparecencia. Por tanto, ante la inadmisión, y como se razona también en la sentencia apelada, el recurrente podrá solicitar nuevamente la autorización en forma.
El derecho a la tutela judicial efectiva no ha sido vulnerado, pues frente a lo que alega el demandante, la sentencia enjuicia la legalidad del acto recurrido, concluyendo que, efectivamente, concurría una causa de inadmisión de la solicitud. Por último, la situación personal o familiar del interesado es ajena al objeto del presente recurso, limitado al examen de la conformidad o disconformidad a derecho del acto recurrido. Y tras ese análisis, en la sentencia apelada se concluye que la inadmisión a trámite de la petición es conforme a derecho, conclusión plenamente compartida por esta Sala.
TERCERO. - El artículo 139.1 de la Ley Jurisdiccional establece que en primera o única instancia las costas se impondrán a la parte que haya visto desestimadas todas sus pretensiones y esto es lo sucedido en el presente caso, sin que el asunto presentara serias dudas de hecho o de derecho que pudieran justificar la no imposición de costas.
CUARTO. - En razón de todo ello procede desestimar el recurso de apelación, con imposición de costas a la parte apelante ( art. 139.2 de la Ley Jurisdiccional ).
En atención a todo lo expuesto, Y POR LA AUTORIDAD QUE NOS CONFIERE LA CONSTITUCIÓN DE LA NACIÓN ESPAÑOLA,

FALLO:

Desestimar el recurso de apelación interpuesto por D. Constancio contra la sentencia nº 71/2017, de 14 de marzo, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 3 de Murcia, dictada en el recurso contencioso administrativo nº 282/2016 , que se confirma íntegramente; con imposición de costas a la parte apelante.
La presente sentencia es susceptible de recurso de casación ante la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo, de conformidad con lo previsto en el artículo 86.1 de la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa , siempre y cuando el asunto presente interés casacional según lo dispuesto en el artículo 88 de la citada ley . El mencionado recurso de casación se preparará ante esta Sala en el plazo de los 30 días siguientes a la no tificación de esta sentencia y en la forma señalada en el artículo 89.2 de la LJCA.
En el caso previsto en el artículo 86.3 podrá interponerse recurso de casación ante la Sección correspondiente de esta Sala.
Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevará certificación a los autos principales, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.