Jurisprudencia

Cabecera: RCUD. Profesores de religión católica. Reducción de la jornada de trabajo conforme a las necesidades de planificación educativa y del centro correspondiente. Justificación de la medida. Falta de contradicción.
Jurisdicción: Social
Origen: Tribunal Supremo
Fecha: 29/05/2018
Tipo resolución: Sentencia
Sala: Cuarta Sección: Primera
Número Sentencia: 558/2018 Número Recurso: 808/2016
Numroj: STS 2254:2018
Ecli: ES:TS:2018:2254
Voces sustantivas: Relaciones laborales, Cultura, Educación infantil, Educación primaria, Educación secundaria, Enseñanza, Jornada laboral, Modificación sustancial de las condiciones de trabajo, Reducciones de jornada, Reducción de la jornada de trabajo, Adopción, Contrato de trabajo, Segundo grado
Voces procesales: Ministerio fiscal, Prueba, Recurso de casación, Recurso de casación para la unificación de doctrina, Causas de oposición, Recurso de suplicación, Requisitos de la contradicción

ENCABEZAMIENTO:

UNIFICACIÓN DOCTRINA núm.: 808/2016
Ponente: Excma. Sra. D.ª Maria Luisa Segoviano Astaburuaga
Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Margarita Torres Ruiz
TRIBUNAL SUPREMO
Sala de lo Social
Sentencia núm. 558/2018
Excmos. Sres. y Excmas. Sras.
Dª. Maria Luisa Segoviano Astaburuaga
Dª. Rosa Maria Viroles Piñol
D. Antonio V. Sempere Navarro
D. Sebastian Moralo Gallego
Dª. Maria Luz Garcia Paredes
En Madrid, a 29 de mayo de 2018.
Esta Sala ha visto el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Dª. Irene y Dª Rosalia , representadas y asistidas por el letrado D. José Luis Lafuente Suárez contra la sentencia dictada el 22 de enero de 2016 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en recurso de suplicación nº 2426/2015 , interpuesto contra la sentencia de fecha 5 de octubre de 2015, dictada por el Juzgado de lo Social nº 1 de Oviedo , en autos nº 686/2015, seguidos a instancia de Dª. Irene y Dª Rosalia contra la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias sobre modificación sustancial de las condiciones de trabajo, habiendo sido parte el Ministerio Fiscal.
Ha comparecido en concepto de recurrido la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias, representada y asistida por el Letrado del Servicio Jurídico del Principado de Asturias.
Ha sido ponente la Excma. Sra. D.ª Maria Luisa Segoviano Astaburuaga.

ANTECEDENTES DE HECHO:

PRIMERO.- Con fecha 5 de octubre de 2015, el Juzgado de lo Social nº 1 de Oviedo, dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva: «Que debo desestimar y desestimo íntegramente la demanda formulada por Irene y Dª Rosalia contra la Consejería de educación, cultura y deporte del Principado de Asturias absolviendo al demandado de todas las pretensiones de la demanda».
SEGUNDO.- Que en la citada sentencia y como hechos probados se declaran los siguientes: «1°.- Irene , cuyas circunstancias personales constan en el encabezamiento de su demanda, comenzó a prestar servicios para el Ministerio de Educación y cultura, por medio de contrato de trabajo de duración determinada al amparo de la Disposición adicional segunda de la ley orgánica 1/1990 , para prestar servicios como profesora de religión, a tiempo completo, el día 1 de enero de 1.999, con duración pactada hasta el 31 de agosto de 1.999. A partir del 1 de septiembre de 2.000 los contratos pasaron a ser celebrados con la Consejería de educación y cultura del Principado de Asturias, manteniendo la categoría profesional de profesora de religión, extendiéndose todos los suscritos desde el día primero de septiembre al día último de agosto del año siguiente, celebrando los contratos año a año. El día 1 de septiembre de 2.007 el jefe de servicio de personal le comunica que, en virtud de lo dispuesto en la Disposición adicional tercera de la ley orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de educación , tiene una relación laboral por tiempo indefinido, asignándosele, con carácter provisional al Colegio público El Quirinal de Avilés. El 18 de febrero de 2.009 se le comunica que, conforme a la Resolución de 9 de septiembre de 2.000 de la Consejería de Administraciones públicas y portavoz del gobierno por la que se adjudican destinos definitivos se le asigna al Colegio público San Pedro de los Arcos de Oviedo.
2°.- Rosalia , cuyas' circunstancias personales constan en el encabezamiento de su demanda, comenzó a prestar servicios para el Ministerio de Educación y cultura, por medio de contrato de trabajo de duración determinada al amparo de la Disposición adicional segunda de la ley orgánica 1/1990 , para prestar servicios como profesora de religión católica, el día 1 de enero de 1.999, para impartir clases durante el curso escolar, extendiéndose desde esa fecha hasta el día 31 de agosto de 1.999. A partir del 1 de septiembre de 2.000 los contratos pasaron a ser celebrados con la Consejería de educación y cultura del Principado de Asturias, extendiéndose desde el día primero de septiembre al día último de agosto del año siguiente, celebrando los contratos año a año. El día 1 de septiembre de 2.007 el jefe de servicio de personal le comunica que, en virtud de lo dispuesto en la Disposición adicional tercera de la ley orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de educación , tiene una relación laboral por tiempo indefinido, asignándosele, con carácter provisional al Colegio público Llaranes de Avilés y al Colegio público Apolinar Garcia Hevia de Avilés. El 18 de febrero de 2.009 se le comunica que, conforme a la Resolución de 9 de septiembre de 2008 de la Consejería de Administraciones públicas y portavoz del gobierno por la que se adjudican destinos definitivos se le asigna al Colegio público Apolinar Garcia Hevia y Llaranes, ambos en Oviedo.
3°.- El día 18 de agosto de 2.015 el Director general de personal docente y planificación educativa las cita para que comparezcan ante el Servicio de gestión administrativa el día 31 de agosto de 2.015, haciendo constar que es necesario realizar actuaciones referidas al contenido de las relaciones contractuales existentes entre el personal laboral indefinido de enseñanzas religiosas, conforme a lo dispuesto en la Disposición adicional única del Decreto 696/2007 de 1 de junio y el Principado de Asturias, y como consecuencia de las variaciones producidas en la plantilla orgánica docente, para el curso 2.015/2.016, haciendo constar bajo el concepto detalle "cambio a jornada parcial".
4°.- El día 31 de agosto de 2.015 desde la Consejería se les entrega comunicación en la que se señala que como consecuencia de las variaciones producidas en la plantilla orgánica docente para el curso 2015-2016 y por razón de la planificación educativa se procede a modificar la jornada de trabajo de las dos actoras, personal laboral indefinido conforme a lo dispuesto en la Disposición adicional única del Decreto 696/2007 de 1 de junio, pasando las dos a realizar una jornada parcial de 18 horas semanales desde el día 1 de septiembre de '2.015, en el caso de Irene en el Colegio San Pedro de los Arcos en Oviedo y en el de Rosalia , en el Colegio público Apolinar Hevia, con itinerancia en el colegio público Llaranes.
5°.- Irene impartió el área de religión católica en el Colegio público San Pedro de los Arcos a 94 alumnos en el curso 2.013/2.014, de los que 21 pertenecían a educación infantil, 19 a primero y segundo, 25 a tercero y cuarto, y 29 a quinto y sexto de primaria y 86 alumnos en el curso 2.014/2.015, de los que 23 pertenecían a educación infantil, 14 a primero y segundo, 23 a tercero y cuarto y 26 a quinto y sexto de educación primaria. En el colegio público Germán Fernández Ramos a 65 alumnos en el curso 2.013/2.014 y a 54 en el curso 2014/2015.
En el Colegio Apolinar García Hevia, dónde la asignatura de religión es impartida por Rosalia , el número de niños matriculados en religión católica fue de 27 en educación infantil y 59 en educación primaria durante el curso 2014/2015 y de 26 de educación infantil y 68 de educación primaria en el año 2.015/2.016. En el colegio público de Llaranes, el número de alumnos matriculados en religión católica fue de 18 de educación infantil y 54 de educación primaria durante el curso 2.014/2.015 y de 15 de educación infantil y 54 de educación primaria durante el curso 2.015/2.016».
TERCERO.- Contra la anterior sentencia, por la representación legal de Dª. Irene y Dª Rosalia , se formuló recurso de suplicación y la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, dictó sentencia en fecha 22 de enero de 2016 , en la que consta el siguiente fallo: «Desestimando los recursos de suplicación interpuestos por Irene y Rosalia contra la Sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de los de Oviedo; dictada el 5, de Octubre de 2015 en proceso por aquéllas promovido frente a la CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE DEL P. DE ASTURIAS en materia de modificación sustancial de condiciones de trabajo, debemos confirmar y confirmamos la Resolución de instancia».
CUARTO.- Contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, la representación letrada de Dª. Irene y Dª Rosalia , interpuso el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, que se formalizó mediante escrito fundado en la contradicción de la sentencia recurrida con la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, sede de Málaga, de fecha 18 de febrero de 2010 (rcud. 2220/2009 ).
QUINTO.- Se admitió a trámite el recurso, y tras ser impugnado por la parte recurrida, se pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal para informe, el cual fue emitido en el sentido de estimar improcedente el recurso. Se señaló para la votación y fallo el día 29 de mayo de 2018, llevándose a cabo tales actos en la fecha señalada.

FUNDAMENTOS DE DERECHO:

PRIMERO.- 1. Las actoras en el proceso vienen prestando servicios para las Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias como profesoras de religión católica con destino definitivo en centros públicos de educación infantil y primaria de Oviedo en virtud de contratos de trabajo por tiempo indefinido. Con fecha 31 de agosto de 2015 su empleadora les comunicó la modificación de la jornada de trabajo, de forma que a partir de esa fecha pasarían a realizar una jornada parcial de 18 horas semanales. Y ello, como consecuencia de las variaciones producidas en la plantilla orgánica docente para el curso 2015-2016 y por razón de la planificación educativa.
2. Presentan demanda por modificación sustancial de condiciones de trabajo en la que solicitan se declare nula la decisión empresarial por no haber respetado el procedimiento establecido en el art. 41 ET y se reconozca su derecho a ser repuestas en su jornada de 26 horas lectivas semanales. El Juzgado de lo Social nº 1 de Oviedo dicta sentencia desestimatoria argumentando, en primer lugar, que según la doctrina de la STS 19/07/2011 la medida impugnada no constituye una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. En segundo término, y en lo que respecta a la causa de oposición referida a la falta de justificación de la reducción operada, precisa que la planificación educativa no depende estrictamente del número de alumnos matriculados como entienden las demandantes, sino fundamentalmente de la horas lectivas de la asignatura, siendo este factor el que ampara la minoración acordada al haber procedido la Administración con base en el Decreto autonómico 82/2014, de 28 de agosto, a reducir de nueve a seis el número de horas semanales destinadas a impartir la asignatura de religión en los cursos de educación primaria.
3. Mediante su sentencia de fecha 22 de enero de 2016 (rec. 2426/2015), la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias desestima el recurso de suplicación en el que las trabajadoras alegan en lo que aquí interesa que la Consejería no acreditó la necesidad de la modificación operada, sin que la reducción impuesta por el Decreto 82/2014 constituya prueba en sí de la reducción de jornada en cada caso particular, por lo que debe ser declarada nula por injustificada. El órgano de segundo grado razona que el cambio cuestionado no entraña una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y que el proceder de la Administración entregando a las actoras la comunicación de 31 de agosto de 2005 resulta ajustado a derecho.
4. En el recurso de casación para la unificación de doctrina que ahora interponen, las actoras reiteran la pretensión deducida en suplicación y sitúan el núcleo de la contradicción en la determinación de si el válido ejercicio por la Administración educativa empleadora de la facultad de modificar la modalidad del contrato por razón de la planificación educativa, prevista en el art. 4.2 del Real Decreto 696/2007, de 1 de junio , por el que se regula la relación laboral de los profesores de religión, cuya infracción denuncian, exige acreditar que la medida adoptada responde a las necesidades propias del centro educativo donde el docente desempeña sus funciones.
El Letrado del Servicio Jurídico del Principado de Asturias, en representación de esa Comunidad Autónoma, ha impugnado el recurso, habiendo informado el Ministerio Fiscal que el mismo debe ser desestimado.
SEGUNDO.- 1. Procede el examen de la sentencia de contraste para verificar si concurre el requisito de la contradicción, tal como lo formula el art. 219 de la LRJS , que supone que antes hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales las sentencias comparadas han llegado a pronunciamientos.
2. La sentencia invocada como término de comparación, la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, sede en Málaga, de 18 de febrero de 2010 (rec. 2220/2009 ), conoce de la reclamación formulada por un profesor de religión católica que venía prestando sus servicios por cuenta de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en un Instituto de Educación Secundaria con jornada laboral a tiempo completo de 35 horas semanales de las que 18 eran festivas. El día 14 de octubre de 2008 su empleadora le notificó un anexo al contrato de trabajo en el que para el curso académico 2008/2009 se establecía una jornada de 13 horas semanales de las que 10 eran lectivas sin que exista constancia de que hiciese valer motivo alguno. No conforme con la medida articuló demanda por modificación sustancial de las condiciones de trabajo. En instancia recae sentencia que la declara injustificada y reconoce el derecho del actor a ser repuesto en sus anteriores condiciones de trabajo, fallo que es confirmado en suplicación. La sentencia referencial, después de establecer que la decisión empresarial no tiene la consideración de modificación sustancial de las condiciones de trabajo, indica que la Administración no ha acreditado los motivos determinantes de la minoración de la jornada habiendo quedado probado que el número de alumnos de la asignatura en el curso 2008/2009 es prácticamente el mismo que en el precedente.
3. Entre la sentencia recurrida y la referencial no concurren las identidades que exige el art. 219 de la LRJS para poder apreciar la contradicción propia del recurso de casación para unificación de doctrina.
En efecto, aunque en ambos supuestos se trata de profesores que imparten enseñanza de religión católica en centros públicos no universitarios donde tienen destino definitivo a los que la Administración educativa empleadora modifica la jornada de trabajo para un determinado curso escolar y formulan demanda por modificación sustancial de las condiciones de trabajo, resulta que en el caso que resuelve la sentencia de contraste la decisión no vino sustentada en ninguna circunstancia que justificase su adopción mientras que en la sentencia impugnada la actuación empresarial aparece fundamentada en las variaciones producidas en la plantilla orgánica docente para el curso en cuestión y en razones de planificación educativa.
También difieren los concretos motivos alegados en el proceso por la Administración autonómica para justificar el cambio y la convicción judicial alcanzada al respecto, diferencia que incide en los términos en que quedó configurado el debate de suplicación en cada caso y en la respuesta dada por las sentencias confrontadas. En el asunto de autos la demandada fundó la reducción de la jornada en la disminución del número de horas lectivas asignadas a la asignatura de religión en los cursos de educación primaria donde dan clase las actoras, que el órgano de instancia declaró acreditada en el tercero de los fundamentos de derecho de su sentencia al señalar que las horas lectivas han pasado de 3 por cada uno de los tres ciclos de educación primaria (9 en total) a 3 por los cursos 1º a 3º y otras 3 por los cursos 4º a 6º (6 en total), como consecuencia de la promulgación del Decreto 82/2014, de 28 de agosto, por el que se regula la ordenación y establece el currículo de la Educación Primaria en el Principado de Asturias. Esta afirmación de valor fáctico no fue combatida en suplicación. En el litigio referencial la circunstancia invocada por la parte demandada como cobertura de la medida fue la disminución del número de alumnos matriculados a la asignatura de religión, descenso que no resultó acreditado al ser prácticamente el mismo en el curso 2007/2008 (226) que en el curso 2008/2009 (225), dato cuya certeza no fue cuestionada en suplicación. Son por tanto distintos los criterios esgrimidos en cada caso por la Administración - horas curriculares y número de alumnos matriculados - para justificar la modificación contractual.
Tampoco existe coincidencia en los términos de los debates suscitados en suplicación. La sentencia de contraste después de declarar que, frente a lo resuelto en la instancia, la decisión empresarial no constituye una modificación sustancial de las condiciones de trabajo sujeta al régimen jurídico del art. 41 ET , la califica de injustificada al no haber acreditado la Administración las necesidades alegadas para reducir la jornada habiendo quedado probado que el número de alumnos matriculados no ha experimentado variación. Por su parte, la sentencia recurrida reitera la conclusión de la dictada en la instancia en el sentido de que la reducción acordada no supone una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y la considera ajustada a derecho.
Como señalan las actoras en el recurso de casación la sentencia impugnada no se pronuncia sobre la alegación relativa a que la reducción horaria impuesta por el Decreto 82/2014 no justifica por sí sola la modificación operada, pero tal silencio no puede interpretarse en ningún caso como una aceptación de la tesis por la Sala de suplicación de que la Administración educativa puede ejercitar la facultad reconocida en el art. 4.2 del Real Decreto 696/2007 , aunque no lo requieran las necesidades del centro público. Tampoco existe base fáctica alguna para sostener que la rebaja del número de horas curriculares de la asignatura de religión católica en educación primaria en los centros educativos donde prestan servicios las actoras no se tradujese en una reducción del número de horas que les corresponde impartir.
TERCERO.- 1. Las precedentes consideraciones impiden considerar que los pronunciamientos de las sentencias comparadas aún siendo de signo diferente, sean contradictorios a efectos de la unificación de doctrina. El recurso debió ser por tanto inadmitido en su día por falta de contradicción y en el presente trámite ha de ser desestimado.
2. No procede imponer las costas a las recurrentes en virtud de lo dispuesto en el art. 235.1 LRJS .

FALLO:

Por todo lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que le confiere la Constitución, esta Sala ha decidido
desestimar el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Dª. Irene y Dª Rosalia , representadas y asistidas por el letrado D. José Luis Lafuente Suárez contra la sentencia dictada el 22 de enero de 2016 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en recurso de suplicación nº 2426/2015 , interpuesto contra la sentencia de fecha 5 de octubre de 2015, dictada por el Juzgado de lo Social nº 1 de Oviedo , en autos nº 686/2015, seguidos a instancia de Dª. Irene y Dª Rosalia contra la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias sobre modificación sustancial de las condiciones de trabajo.
Notifíquese esta resolución a las partes e insértese en la colección legislativa.
Así se acuerda y firma.